Estos actores indirectos están enfocados a la oferta de servicios financieros para la producción y mantenimiento de las plantaciones, entre estos tenemos la banca nacional y las financieras. Las cooperativas también desempeñan este servicio y en algunos casos lo vinculan a los ahorros que manejan los socios y socias, de la misma manera es una actividad que desempeñan las empresas exportadoras y que está relacionada fundamentalmente con asegurar el producto o prenda.

La oferta de servicios y/o productos financieros depende de los precios internacionales del café, de los costos de producción y la situación de cambio climático, lo que coloca a la actividad cafetalera de alto riesgo. De tal manera que la colocación de recursos para el sector cada vez es más limitada.

La banca privada de Nicaragua está organizada en la Asociación de Bancos privados de

Nicaragua (ASOBANP). Las Microfinancieras están organizadas en la Asociación de Microfinancieras (ASOMIF).